Our News

targuetweb > GPP > ¿Por qué el empaque de tu producto puede ser determinante para su éxito?

¿Por qué el empaque de tu producto puede ser determinante para su éxito?

Empaques compostables Green Print Pack de Targuet

Cualquiera que posea formación académica referente al marketing o que de forma autodidacta se haya interiorizado en el mundo de la mercadotecnia, leyó o escuchó sobre las famosas Ps del marketing. Inicialmente 4 y ahora 16, las Ps como producto, precio, plaza y promoción toman todo el protagonismo cuando se busca desarrollar y publicitar un producto o servicio. Pues bien, hace falta recordar una P que solo obtuvo insignificante importancia en la última actualización de 16 Ps; el Packaging.

Cuando hablamos de packaging hacemos referencia a un anglicismo que se traduce como empaque y que engloba todos los procesos de crear precisamente eso, el empaquetado de un producto. Normalmente a este se le da la mera importancia de cumplir con la necesidad de empaquetar el producto desperdiciando así todo el potencial que encierra el packaging y que incide directamente en la decisión de compra del cliente, el posicionamiento de la empresa y la comunicación, en términos de branding, del mensaje de la marca.

Siendo así que un empaque cumple más tareas de las que pensamos. En primer lugar, y la más obvia, la funcionalidad de proteger y preservar un producto de los posibles peligros en el viaje de distribución desde el punto de almacenamiento hasta el de venta. En segundo lugar, cumple la tarea de atraer al cliente, así como los niños que ingresan a una tienda y se enamoran de un juguete sin siquiera abrir la caja, de la misma manera los adultos, con menor pasión, nos vemos atraídos a un determinado producto solo por como luce. Este momento es clave, por que da apertura a que el cliente comience a definir su decisión de compra.

En tercer lugar, cumple la función de promoción del producto ya que, la información plasmada, el lenguaje visual y la psicología del color ayudan a vender el producto al comunicarle al consumidor la promesa de valor de dicho producto. En cuarto y último lugar, cumple la función de diferenciación ya que, el diseño en su totalidad del empaque le permite al consumidor reconocer y memorizar el producto para que continuamente sea recordado en su mente.

En conclusión, el empaque de un producto puede convertirse en el factor determinante para que un consumidor opte por uno u otro producto. Por ello, como hombres y mujeres de negocios debemos destinar esfuerzos y recursos a encargar empaques altamente personalizados en términos de cumplir con el mensaje de la marca y las necesidades del producto, y producidos con un control de calidad exigente en términos de diseño, materiales y procesos de impresión, troquelado y entrega. Por lo que, es vital encargar dicha tarea a empresas altamente especializadas con experiencia y visión. Solo así, el empaque de un producto se convertirá en un vendedor silencioso.

Tags GPP

Leave a Comment